FÁTIMA PECCI CAROU EN SELVANEGRA GALERÍA

1-Ranma microtonal Genma, padre de Ranma, según narra el comic, después de caer en los estanques encantados de Jusenkyo toma la forma de un Oso Panda ahogado en ese sitio 2000 años atrás. 500 años después, el mismo Ranma (protagonista de Ranma 1/2) cae en “El Lago de la Muchacha Pelirroja Ahogada” convirtiéndose en un cuerpo doble, hombre/mujer, que cambia de sexo a partir de su contacto con el agua fría/el agua caliente.

Fátima Pecci Carou tomó Ranma 1/2 y más especificamente a Ranma, el/la protagonista de la serie, para hacer una desplazamiento simbólico hacia el cuerpo en transformación de la mujer, su asunción definitiva de roles que le habían sido vedados y su correspondiente desequilibrio para el teto clásico masculino (que conservó (como un policía) y custodió (como un carcelero) su poder anacrónico (como un gorila) su hegemonía política, económica, social y deportiva). A través de esta figura finalmente representada como personajes de animé femeninos, la mujer deviene tanatopoderosa, dueña de la espada y más intelectual, ideológica, actitudinal y espiritual que muscularmente, dueña del poder, gestora de consignas y con músculos en desarrollo.

Entre la teoría de los 5 sexos de Anne Fausto Sterling que suma a la dupla macho-hembra a herms, merms y ferms (hermafrodita, hermafrodita hombre y hermafrodita mujer) y la idea de tercer género, estado intermedio entre hombres y mujeres en el que se es ambos o no se es ninguno, definido también por la habilidad de cambiar de género y por ser una categoría independiente de lo masculino y lo femenino tenemos a Ranma, más cercano a esta última pero deslizándose a uno y otro lado del horizonte de eventos en sus pasajes interminables de mujer a hombre y de hombre a mujer. Ranma por un lado es la x de lxs; * de l*s, un sexo que se no-define, pero también es el rango microtonal infinito (un sexo en pasaje constante) que atraviesa, no los 5 sexos, sino todo sexo posible, el pasaje constante de un sexo a otro. Aunque en definitiva Fátima Pecci Carou apunta, menos a la hibridación que a poner de relieve a la supermujer del SXXI proyectada a partir de un activismo feminista másivo sin precedentes y a nível mundial.

Al pasaje del Superhombre del camello al león y del león al niño, Fátima, en su proceso narrativo/simbólico pictórico plantea este eje: de la trabajadora prostibularía a la mujer desencantada con el sistema del arte devenida guerrera (que idealmente le cortaría la cabeza (o las pelotas) al pelotudo del director del Museo de Bellas Artes) y finalmente a las gimnastas o la levitación grupal femenina como espacio de liberación. La muestra abre con un dato autobiográfico gigantografiado: su acta de divorcio que nos remite otra vez directamente al conflicto de Ranma con sus desdoblamientos de sexo ante el casamiento arreglado con Akane por sus padres. Ante el comentario de un consuegro a otro “Ellos son una pareja perfecta!” , Akane replica a su hermana “él es una pareja por si solo!”. No hay casamiento posible, ni para Fátima ni para Ranma microtonal.

2-Kosupures/Cosplayers/ los roles, la relación arquitectura/sexualidad según Paul Preciado L* s cosplayers interpretan personajes venidos de la novela, del cine, y más generalmente asumen roles de personajes de animé. Hay toda una tradición de la inversión de roles a través del disfraz, en la Melanesia por ejemplo se practicaban rituales donde se invertían roles sociales y de género. Una inversión sustancial: las clases más desprestigiadas insultaban y maltrataban a los que ocupaban posiciones superiores que aceptaban voluntariamente esta humillación ritual. Mujeres disfrazadas con lo que hoy conocemos como cinturongas asediaban y corrían a los hombres que huían por las praderas. O si buscamos un ejemplo en la literatura encontramos el camino paralelo que hace Carlo, de Pasolini, en su novela “Petróleo” que luego de tener relaciones sexuales con su madre, sus hermanas y su abuela ve nacer en si mismo un sexo femenino que lo lleva a un largo recorrido para hacerse desvirgar por Carmelo, el mozo de un restaurante, con el que se obsesiona pero que, cuando vuelve a su encuentro, recibe la noticia de que fue reemplazado por una camarera.

En las pinturas de Kosupure el escenario que habitan estos personajes femeninos mutó de la representación documental en pintura de allanamientos de prostíbulos hacia museos e interiores burgueses cargados de escenas de cacería y trofeos que en palabras de Fátima Pecci Carou representan “el museo, la colección de arte definida como una arquitectura prostibularia donde a las mujeres no se les permitió asumir un rol activo como artistas”. “Beatriz” “Beto” “Paul” Preciado pionera en la autoadministración de testosterona como método práctico para su desidentificación de género hace dos señalamientos de la arquitectura con los que (además de linkearlos directamente con las pinturas de “Kosupure/Cosplay”) podemos establecer una relación dialéctica, entre (1) el proyecto arquitectónico distópico de Restif de la Bretonne que en el SXVIII planificó la creación de un burdel estatal donde las prostitutas vivirían sometidas a una deuda que fácticamente las privaría de su libertad fuera del burdel y (2) el ámbito de Hugh Hefner, editor de la revista Playboy, reconocido por Preciado como el primer hombre de interiores. (1)“Es característico de esta época que las mujeres aristócratas esperen el momento del matrimonio en un convento…el prostíbulo estatal es una variación del convento ….El tratado (escrito por Restif de la Bretonne intenta) gestionar la prostitución de manera estatal…………………………..este proyecto arquitectónico es paralelo a la construcción de los primeros museos. ….un híbrido del hospital y la prisión en donde las prostitutas serían recluidas, controladas medicamente y recibiendo un sueldo con una moneda que solo tiene valor de cambio dentro del prostíbulo estatal. En esa misma época las practicas reproductivas y sexuales son excluidas del proceso de producción económica con la prohibición de que las mujeres utilicen la leche como fuerza de trabajo y por lo tanto que puedan amamantar a hijos de otras. …..toda una historia biopolítica de la modernidad podría hacerse a través de dos regulaciones, de los fluidos masculinos y femeninos: gestión del esperma como fluido público y al mismo tiempo una privatización de fluidos y órganos considerados como femeninos es decir expropiación y privatización del útero y de la leche.” Beatriz Preciado. El burdel del estado. Youtube / El burdel del Estado: Sexo, Biopolítica y Deuda en la construcción utópica de Europa a partir de Restif de la Bretonne (2012)

(2) “Sin duda la imagen más conocida de Hugh Hefner no es la fotografía en la que posa junto a la maqueta de arquitectura del Playboy Club de Los Ángeles, sino aquella, repetida en mil variaciones, en la que aparece vestido con pijama, batín y zapatillas de estar en casa, situado en un lugar que nunca va más allá del umbral de la Mansión Playboy, rodeado de un grupo de «conejitas». Difícil representar a Hefner de otro modo, si es cierto que, como afirman sus biógrafos, ha vivido más de cuarenta años sin salir de su casa salvo en ocasiones excepcionales y únicamente a bordo de su jet privado Big Bunny – un DC-9 equipado con pista de baile, cama elíptica y termas romanas – para trasladarse de su residencia de Chicago a la de Hollywood. Es posible que Hugh Hefner sea el primer personaje público masculino del siglo XX que haya sido representado fundamentalmente como un «hombre de interior»: el suyo habría sido el primer cuerpo masculino en entrar en la historia llevando por único traje un impecable pijama de seda y un batín corto de terciopelo” – Beatriz Preciado – Pornotopía (2010)

3-María partenogenética. Godard y mi mamá El ahogamiento del Panda que según el diccionario de símbolos es “la tierra frágil, la extinción, haciendo lo que tiene que hacer, rompiendo con sus antepasados, rompiendo con la familia, rompiendo el ciclo” es contemporáneo al nacimiento de Cristo. Si nos remontamos a los orígenes que fueron estableciendo diferencias de género tenemos dos hitos hipotéticos, el primero es el paso del nomadismo y la caza, al establecimiento en un territorio fijo para practicar la agricultura que equivale a decir, el principio de la acumulación de bienes y el reconocimiento claro del espacio interior/el espacio exterior. El segundo es el mito, no de María la madre virgen, sino el mito de la fecundación por obra del espíritu santo y el relato que carga a la mujer con la doble falta, de la lujuria y la tentación, delineada entre la ruptura con la santa virginidad de María y la imputabilidad de Eva. Los encantamientos de Genma y Ranma y sus representaciones atraviesan toda la era y dogma cristiano poniendo una medida de un mito a otro, de “abrir las aguas” para poder huir y salvar la vida de los cristianos a “conservar en el agua” para transformarse eternamente, y conservar el poder del disfraz y de las mutación a través de los tiempos.

En “Je vous salue, Marie” de Godard tenemos una versión moderna de la historia de María que pone a la medicina como inspectora de su virginidad. María se embaraza (esto es lo que simbólicamente deja leer la película) a través de la fricción femenina y del inflamiento de la pelota en competencias de baloncesto. Marie de Godard jura su virginidad ante su pareja y su obstetra que se sorprende al ver que evidentemente María está embarazada y conserva su virginidad. Mutación negativa, del peronismo al baloncesto/ Mutación positiva, de la fricción a la partenogénesis: En 1955, mi mamá, con sus 16 años, estuvo seleccionada junto a una amiga para viajar y representar a su ciudad en un torneo de básquet interdistrital. Con el derrocamiento de Perón y la toma de mando de las fuerzas militares de la llamada Revolución Libertadora se dispuso que el básquet no era apropiado para mujeres y que solo podrían practicar el baloncesto, que en palabras de mi mamá “era aburridísimo” y con lo que se canceló espontáneamente su viaje que tal vez le hubiera hecho perder oportunamente su virginidad. Así de impresentable es la historia de las fuerzas dictatoriales y su machismo, arbitrariedad e incentivo a la tristeza general como arma de destrucción espiritual. La lógica militar es bastante obtusa: aparentemente la pelota de básquet no aportaría a que una mujer pueda llegar virgen a su matrimonio. Fátima Pecci Carou, hoy en el SXXI bajo un gobierno neofacho empieza también oportunamente con la práctica del bujinkan, podemos verla en esa foto increíble con su rostro en factura Animé (y emulando el gesto de sus personajes) y por detrás los luchadores masculinos miniaturizados por la perspectiva. Luego de varios golpes de katana, de la fricción del baloncesto femenino como incentivo concepcional y del modelo Ranma* (que es una pareja por si solo) podemos repensar y descubrir a “María Partenogenética”.La partenogénesis es una forma de reproducción basada en el desarrollo de células sexuales femeninas no fecundadas. Si analizamos el comportamiento de algunas especies animales podemos empezar a desplazar la virginidad de María de la santidad y de la acción del Espíritu Santo hacia esta modalidad reproductiva y en definitiva desplazar al vacío ese peso (de la castidad, de la tentación, increíblemente vigentes en nuestros días). Steven Shaviro nos dice acerca de la lagarta del sudoeste americano “Cnemidophorus uniparens” “Esta especie partenogenética: consiste enteramente de hembras que se reproducen sin ninguna necesidad de esperma. Esto no les impide participar en la “pseudocopulación”: se montan y empujan unas a otras, adoptando de manera diversa lo que en otras especies se considerarían roles “masculinos” y “femeninos”. Aunque no se intercambia material genético, este juego de roles de género tiene efectos fisiológicos y reproductivos reales: los animales que han pseudocopulado son mucho más fértiles que los que no lo han hecho. Los actos sexuales “simulados” producen cambios hormonales mensurables y, esta performance Drag , es esencial para el ciclo de vida de estas lagartas.”

¡Felicidad feministas! ¡Felicidad accionistas! ¡Ranma está recargad********!

 

Marcelo Galindo, 23 de noviembre de 2017 *Ranma cae bajo el encanto de la muchacha peliroja ahogada en el año 500 dc, contemporáneo a Xie He, considerado uno de los primeros historiadores y críticos de arte paradójicamente llamado “He”

 

Cuándo? Desde 24/11/2017

Dónde? Selvanegra Galería